miércoles, 25 de septiembre de 2013

Mi vida después de Londres


Parece que han pasado años desde que llegué de Londres pero en realidad la aventura terminó hace tres meses... Reconozco que echo de menos la ciudad y no sabéis la cantidad de buenos recuerdos que guardo de mi estancia allí.

El post de hoy es para contar que sigo en el mismo trabajo que encontré al poco tiempo de llegar a Madrid, una consultora americana en la que estoy cubriendo una baja por enfermedad. Lo que más me gusta de mi trabajo es cuando vienen directivos de las oficinas de fuera de España y tengo que recibirles en inglés. Poder entender y expresarme en este idioma sin problemas me demuestra que todo esfuerzo tiene su recompensa y, aunque todavía me gustaría perfeccionarlo más, creo que debo tacharlo de mi lista de "cosas por hacer".

Otra noticia que me apetecía compartir con vosotros... En marzo nacerá mi primer hij@. Sí, habéis leído bien, estoy embarazada. Un año te encuentras preparando todo para irte a estudiar y trabajar a otra ciudad y al siguiente preparando las cosas del nuevo miembro de la familia, es lo bonito de la vida ¿no?

Me va a venir muy bien la experiencia adquirida en Londres cuidando de Chloe, que era un bebé, porque no estaré tan perdida. Ya sabéis que soy experta en poner pañales casi con una mano.
La verdad es que estamos muy felices y a la espera de que todo salga bien. Me apetece crear un blog contando también mi experiencia en este sentido... Ya haré publicidad por si le interesa a alguien.

Perdón por el rollo que he soltado pero echaba de menos escribir en el blog :)

jueves, 25 de julio de 2013

Entrevistas de trabajo en Madrid


Durante estos días he podido comprobar que el hecho de irse a una ciudad extranjera a vivir te abre mil puertas a nivel laboral. No sólo para poder trabajar, parece que hoy en día es casi un requisito indispensable para conseguir que nos llamen para una entrevista.

Me he pasado mi primera semana en Madrid haciendo entrevistas hasta llegar mi objetivo final... Tener un empleo. Os hablaré de esto en el siguiente post, ahora quiero contar cómo fueron porque algunas son dignas de mención.

En total me han llamado de siete empresas en tres días. Los puestos que ofrecían eran de secretaria para cubrir las vacaciones de verano, menos en una que buscaban a alguien para cubrir una baja por enfermedad. En todas pedían un nivel de inglés muy alto o bilingüe. El caso es que me preparé muy bien todo en inglés ensayando delante de un espejo o recitando mentalmente mi CV en este idioma para que no me pillasen en nada.

La primera fue en una empresa de trabajo temporal y empezó con una dinámica de grupo, que las odio con toda mi alma, pero a veces hay que pasar por el aro. Éramos un grupo de cinco chicas y las cinco nos llamaron porque habíamos estado viviendo fuera. Nadie nos hizo entrevista en inglés, se fiaron de nuestra palabra por lo que intuyo que allí ni Dios sabía idiomas. Esa misma tarde me llamaron para decirme que la empresa quería conocerme, una multinacional, y que tenía que ir al día siguiente donde ellos me indicaban. Aquí tuve que entrevistarme con dos personas más que daban por hecho que era "bilingüe"... Para qué comprobarlo ¿no? Pues fui seleccionada, pero por desgracia para ellos (jajaja) una empresa se les adelantó, en la que trabajo actualemte.

Después tuve otra en una consultoría de selección, en la que pedían lo que os he descrito anteriormente, y donde me tuvieron casi dos horas haciendo pruebas escritas en inglés incluyendo la oral. En este sitio me pareció exagerado, parecía que iba a entrar en la NASA y, a pesar de que hice la entrevista bastante bien, lo que realmente necesitaban era una secretaria para traducir documentos en una universidad alemana. Pues no, para eso que busquen un traductor porque evidentemente no doy el perfil.

La más graciosa fue en una consultoría de RRHH "importantísima" y con sede en Londres que buscaba a una secretaria con nivel muy alto de inglés para un despacho de abogados. De aquí salí pensando que este país es de coña. Me entrevistan en español y todo bien, hasta que me dice la chica que espere un momento porque va a llamar a alguien para que me haga la prueba de inglés... Y a quién llama? A la recepcionista. Ojo, nada en contra pero se supone que la primera que he mencionado es la profesional que debe evaluar si mi nivel es apto o no para el puesto. Me preguntó cosas en plan de dónde eres y a dónde vas, respuestas que ya tengo trilladísimas gracias a las múltiples entrevistas que hice en Londres. Me pude escuchar natural, segura y con buena pronunciación.  Por desgracia más tarde me llamaron para decirme que habían paralizado el proceso. Muy profesional todo, sí señor.

Y la última que tuve fue para más de lo mismo, pero en este caso para cubrir una baja por enfermedad en una multinacional americana. Muy interesante el puesto salvo que no es estable como a mi me gustaría, pero por algo se empieza.
Me entrevistó un chico jóven que, tras cinco minutos de conversación, me dijo algo así como... "Bueno, como veo que has estado en Londres no tendrás inconveniente en que sigamos en inglés". Y a partir de ahí estuvimos hablando un buen rato de economía, de la crisis, del trabajo y de mi experiencia londinense. Me fui muy contenta porque en ese preciso instante fui consciente de que los madrugones a las 6 de la mañana en otro país, el frío o los momentos de soledad habían merecido la pena. Muchos de nosotros, cuando estamos fuera, pensamos si servirá de algo tanto esfuerzo... Pues sí, todo en esta vida sirve aunque a veces no lo parezca. A mi, de momento, para conseguir trabajo en tiempo record y estoy muy contenta.

Un par de cosas que he observado y que quiero contar: el entrevistador medio suele tener el mismo nivel de inglés que nosotros (o peor) y las preguntas que hace son muy básicas. Os aconsejo que os lo preparéis un día antes. De todas formas, en cuanto lo comprobéis os vendréis arriba y la entrevista saldrá de lujo (aunque siempre hay excepciones).
No tengáis miedo a las ofertas de trabajo que piden inglés bilingüe porque muchas empresas lo hacen para asustar y quitarse candidaturas de encima porque hay mucha gente. Hay que ir sin miedo, si no sois seleccionados es una experiencia más.

lunes, 22 de julio de 2013

Viajar a Londres en low cost, o no


Hoy quería escribir sobre las low cost, en especial para todos aquellos que vais o volvéis de Londres (válido para el resto de ciudades europeas). Muchas veces nos pensamos que estas compañías son la opción más barata y ni siquiera comparamos precios con otras como Iberia, Air Europa o British Airways. Es verdad que si viajamos para visitar una ciudad, con una maleta pequeña, el mejor precio lo vamos a encontrar en Ryanair o Easyjet... Pero ¿y si vamos con dos o tres maletas grandes porque nos mudamos a otra ciudad? Aquí la cosa cambia, por eso os cuento mi experiencia con mi vuelo de ida (Easyjet) y con mi vuelo de vuelta (British Airways).

Reconozco que sólo me limité a mirar en las low cost vuelos para Londres porque imaginé que el resto de compañías tendría un precio exagerado. Es verdad que el importe del billete era barato, pero al precio final le tuve que añadir 30€ por facturar dos maletas. Llevaba tres, pero la pequeña la pasé como equipaje de mano. Cuando llegué al aeropuerto, en el mostrador de facturación, me dijeron que se pasaban 10kg. del peso que ellos tenían establecido y que cada kilo de más me iba a costar 14€...Querían que pagase 140€ de exceso de equipaje!! Por suerte iba con familiares y pudimos distribuir las maletas de tal forma que sólo tuve que pagar 35€ más.

Una vez llegamos a Londres, como los aviones de las low cost aterrizan en los aeropuertos de Stanstead (a 56km del centro) y Luton (a 30km), tenemos que coger un autobús hasta el centro y pagar 12€ más.

El caso es que el billete de avión me costó 60€, a lo que hay que añadir un total de 77€ de extras... Sorpresa, he pagado 137€ por la ida.

La vuelta a Madrid fue por British Airways porque, después de la odisea que tuve con las maletas, tenía  muy claro que no me volvería a pasar lo de la otra vez.
El billete me costó 120€, con la opción de facturar una maleta grande sin coste adicional. Luego en el mostrador de facturación me dijeron que podían ser dos maletas. 
Como mi avión salía del City Airport (más cerca que Heathrow), tuve que añadir 3€ por el billete de metro, aquí nada de autobús. En total pagué 123€ y fui de lujo... Pude llevar mi bolso, otra maleta de mano y más cosas sin necesidad de pagar extra. 
Antes de comprar este billete hice la compraración con los precios de las low cost, que eran de todo menos low. Al final el billete (incomodidades incluídas) era de precio similar.

Quería poner mi ejemplo para que comparéis precios porque, a veces, la opción que parece más barata puede ser la peor.






jueves, 18 de julio de 2013

Llegada a Madrid


Y sin parar... Cuando uno pasa un tiempo fuera de casa, la familia suele recibirte como si hubieses estado en la guerra durante años. No te dejan ni un momento a solas, tienes que contar las historias del viaje (que ya saben de sobra) y te obligan a comer 20 veces al día porque "vienes muy delgada". También hay que hacer un sitio para los amigos y para la persona más importante: mi novio, al que doy las gracias por su paciencia.

Como no me gusta perder el tiempo, los últimos días en Londres, los dediqué a buscar trabajo en Madrid por medio de Infojobs e Infoempleo. También envié un mail a la empresa de trabajo temporal que me suele llamar para hacer sustituciones en verano... Y ha habido suerte porque mañana tengo una entrevista con ellos para trabajar de secretaria en una multinacional, pero sólo para cubrir una baja por enfermedad. Bueno, por algo se empieza.



martes, 16 de julio de 2013

Entrega de llaves, devolución de fianza


Ha llegado ese momento que me ha generado tanta angustia estos últimos días: la devolución de las 3 semanas de fianza. Aunque dejo la habitación  perfecta, tal y como me la entregaron, hasta hoy no sabía si mis caseros eran o no legales. Para empezar no me hicieron contrato, sólo tengo recibos que justifican la entrega de dinero y, aunque han sido bastante agradables todo este tiempo, uno no se puede fiar.

El caso es que mi casero ha venido a la casa, justo a la hora que habíamos acordado, y hemos hecho el intercambio de llaves y de dinero. Todo perfecto y sin problema... Después de charlar un buen rato, me ha deseado suerte y ahí ha finalizado nuestra relación casero-inquilina.

Debo decir que en este sentido también he tenido suerte porque, antes de venir a Londres, escuchaba historias de todo tipo. En diferentes foros podía leer timos, malos rollos, etc. Conmigo han sido bastante respetuosos y legales, por lo tanto, si alguien busca habitación que no dude en pedirme el teléfono porque tienen muchas casas en alquiler con habitaciones para todos los bolsillos.

Os dejo unas fotos para que podáis ver cómo dejo todo... Qué pena me da :(







lunes, 15 de julio de 2013

No es un adiós, es un hasta luego


Ya doy por finalizada mi aventura londinense... El verano pasado fue cuando tomé la decisión de venir a vivir aquí con muchas dudas y algún que otro miedo, pero un año después puedo decir que he cumplido uno de mis sueños... Vivir en otro país y mejorar el idioma. Pensaba que debido a mi vejez (como me decían algunos) tendría que dejarlo para la siguiente vida. Siendo positiva, gracias a la crisis y a que perdí mi empleo he podido vivir una experiencia única que recomiendo a todo el mundo porque es algo que enriquece a todos los niveles.

Quiero aprovechar para dar las gracias a esas personas que decidieron despedirme por falta de presupuesto y a los que me rechazaron en entrevistas posteriores por mi nivel de inglés, sin su ayuda esta experiencia no hubiese sido posible.

También quiero agradecer a toda esa gente que en el pasado me subestimó pensando que sería incapaz de hacer cualquier cosa, una de ellas venirme aquí a la aventura... Por ese motivo ahora son pasado.... Gracias de nuevo.

Y ahora de verdad, a todos los que habéis estado ahí siguiendo el blog, leyendo mis historias, animándome a todas horas... MUCHAS GRACIAS!!! La estancia aquí se hace dura a veces por la soledad, pero con vosotros siempre me he sentido acompañada. GRACIAS por vuestro apoyo y ojalá os haya servido de ayuda todo lo que he ido contando. Por supuesto no voy a cerrar el blog, espero que sea útil en el futuro o por lo menos que le arranque una sonrisa a alguien. Intentaré colgar noticias interesantes relacionadas con el tema y estaré encantada de responder cualquier pregunta o duda que tengáis sobre la ciudad, trabajo, etc... Como digo en el título del post es un hasta luego.

Un par de cosas que no me canso de decir... Es una experiencia que merece la pena vivir, cuidado con los timos de las agencias (no hay nada que no podáis hacer por vosotros mismos), y lo más importante... Ilusión y ganas, con esto tienes el 50% ganado.

Y por último, como muchos de vosotros siempre me comentáis que no me ponéis cara, quería despedirme con una foto mía que me gusta por lo que representa. Me la hice unas horas antes de ir a Madrid para pasar las vacaciones de navidad y estaba feliz e ilusionada porque en dos meses había conseguido todo lo que me había propuesto y me esperaba un año de nuevos retos. Aquí ya no tenía ni miedos ni dudas... Deseo que todos lleguéis a ese punto, no sabéis la confianza que da en uno mismo.

¡¡¡Mucha suerte y ánimo!!!









viernes, 12 de julio de 2013

Problemas de espacio... Las maletas de vuelta


Estoy organizando el tema de las maletas y no sabéis el caos que tengo. Entre todo lo que me traje de Madrid (el famoso por si acaso que luego no sirve de nada), más todo lo que he comprado en Londres, me ha llevado a "sacrificar" ciertas cosas por problemas de espacio.

Voy a deshacerme de toda la ropa que utilizaba para trabajar... Ya no me sirve de nada y está bastante mal debido a los lavados. Por no hablar de la ropa de cama, toallas o las zapatillas de deporte que están destrozadas y ocupan media maleta.

También todas aquellas cosas inútiles que no utilizo pero que las conservo por pena... Y es que más pena me va a dar cuando llegue al mostrador de facturación y me digan que tengo que pagar exceso de equipaje, por lo tanto todo acabará en los contenedores de ropa y calzado que suele haber en distintos puntos de la ciudad. Concretamente yo lo dejaré todo en los que hay cerca del Tesco de Brent Cross, y si alguien le puede dar otro tipo de utilidad perfecto... Siempre será mejor que acabar en un contenedor de basura.

martes, 9 de julio de 2013

Siete días, siete comidas


Eso es lo que me queda en Londres... Hoy he hecho la compra en Tesco calculando la comida para mis últimos siete días aquí. Por un lado me da pena, pero por otro estoy deseando comer bien y es que, aunque suene a tópico, en España se come mejor que en cualquier sitio. Pido disculpas a la gastronomía del resto de países pero no sabéis lo que echo de menos las lentejas, un buen cocido, comer paella en un restaurante costero y ese jamoncito serrano con huevos fritos y patatas que tanto me gusta hacer cuando estoy sola en casa.

Luego están mis horarios, que muchas veces por falta de tiempo sólo comía un sándwich o algo de fruta por la calle. ¿A que os ha pasado a muchos de los que tenéis o habéis tenido dos trabajos?

Lo bueno es que estas pequeñas cosas (y otras) nos hacen valorar mucho más lo que dejamos atrás y a madurar en ciertos aspectos. Este tipo de experiencias siempre son positivas y no sólo por el idioma, lo son también porque te permiten crecer y evolucionar como persona que al final es lo importante.


lunes, 1 de julio de 2013

Ya tenemos otra nanny... Gracias por todo

Eso es lo que me han dicho hoy al ir a trabajar. Resulta que ya tienen a otra persona y tengo que irme antes de tiempo... Vamos, que hoy ha sido mi último día. Por un lado me viene bien porque así aprovecho lo que me queda para apuntarme a algún curso mañanero cerca de casa o para mis actividades varias. Pero por otro me ha sentado bastante mal porque pensaba que estaría casi hasta el final. No me han gustado las formas, aún así ya sabéis que siempre me quedo con lo bueno y me siento agradecida por todo, así se lo he hecho saber.

Los CV que me habéis hecho llegar muchas de vosotras para el puesto se los reenvié de manera inmediata a la madre... Como podéis ver a mi no me han pedido opinión, sólo espero que mi sustituta sea una seguidora del blog. En caso contrario no dejéis de buscar en gumtree, poner anuncios, etc... Ahora en verano es buen momento por las vacaciones escolares. 

miércoles, 26 de junio de 2013

Entrevistas de trabajo para practicar


He vuelto al punto de partida acudiendo a entrevistas de trabajo de camarera, pero en este caso para practicar. Es gratis y me permite compararme con mi "yo" del principio para ver en qué he mejorado con el idioma. Me voy presentado a los Open Day que organizan a veces en algunos pubs o restaurantes de la ciudad para entregar mi CV y hacer una breve entrevista con los responsables de personal.

Tengo que decir que la experiencia me ha encantado y es algo que os recomiendo porque me he dado cuenta de algo... No sabéis la confianza que he ganado a la hora de expresarme en inglés!!! Antes de venir a Londres era incapaz de decir una frase de la vergüenza que me daba (muy español), pero por suerte eso ha quedado en el pasado y, como he comentado en algún que otro post, ya es como mi segundo idioma. Por supuesto con mis errores pero aprendiendo y mejorando día a día.

domingo, 23 de junio de 2013

Secretaria de Dirección con experiencia y nivel alto de inglés busca trabajo en Madrid


En unos días llegaré a Madrid, empieza la difícil tarea de buscar empleo. Aprovechando las redes sociales y la cantidad de visitas que tiene el blog, quería dedicar este post a contar el tipo de trabajo que busco, una nunca sabe quién puede estar leyendo el blog y es una puerta que no me quiero cerrar.

Soy Secretaria de Dirección con más de 5 años de experiencia y nivel alto de inglés, algo que seguiré perfeccionando en Madrid mientras estudio un segundo idioma, francés.
No tendría ningún problema en volver a empezar como recepcionista, siempre y cuando no me quede estancada en ese puesto y pueda llegar a uno de secretaria demostrando mi valía con trabajo y esfuerzo.

Por privacidad no puedo contar mucho de mi experiencia laboral, pero si alguna empresa cree que mi perfil puede llegar a encajar, estaría encantada de enviar mi CV para una futura entrevista. Me lo podéis solicitar a través del apartado de comentarios o en el mail del blog:
envivirlondres@gmail.com

Espero contar en breve que lo he conseguido, sobre todo para dar ánimos a todos los que os quedáis allí o estáis en diferentes partes del mundo. Muchos nos preguntamos si servirá de algo tanto esfuerzo; En el terreno laboral ya veremos, pero en el personal aporta tanto y es una experiencia tan incréíble que nadie nos podrá quitar eso.



sábado, 15 de junio de 2013

Aviso en mi trabajo... Dejo Londres


El viernes, casi un mes antes de irme de Londres, avisé a los padres de la niña que cuido que el 16 de julio vuelvo a España definitivamente. Les dije que estaba muy bien allí pero que mi etapa en esa ciudad se había terminado, que necesitaba empezar cosas nuevas en mi país y con la gente que quiero.
No se lo tomaron muy bien, una espera una sonrisa o alguna palabra de apoyo después de haber trabajado duro cuidando de su hija pero el resumen de lo que me dijeron es que les hacía una faena si me iba y lo más importante: ¿Qué hacemos nosotros ahora?... Como si no hubiese chicas encantadas de ocupar mi puesto, que lo pueden hacer incluso mejor que yo. ´

Me ha decepcionado la reacción tan egoísta que han tenido (no os cuento nada de sus caras de enfado pero con sonrisa British a la vez).  De todas formas me da igual, sólo me voy a quedar con la parte más importante que ha sido cuidar de su hija, una niña que conocí siendo muy bebé y que ya da sus primeros pasos e intenta decir sus primeras palabras (creo que en español). Ha sido una experiencia increíble y puedo decir que me voy con un master en bebés y en historias varias que me darían para escribir un libro.

 
 




martes, 11 de junio de 2013

Languaje Exchange


Lo descubrí a través diferentes páginas de Facebook y consiste en que, una vez a la semana, organizan reuniones en los pubs de Londres donde va gente de todas las nacionalidades, por lo que es interesante para practicar el idioma y para familiarizarse con los acentos que escucharéis durante vuestra estancia en la ciudad. También van muchos ingleses que están aprendiendo español, italiano o portugués... Como bien dice el nombre del post es un intercambio de idioma (Languaje Exchange). Unas veces os tocará hablar en inglés y otras en español, para que el contrario pueda practicar de la misma manera que vosotros. Es como lo hice de "My Spanish For Your English" pero en grupo.

Yo he ido en un par de ocasiones... Os digo que la duración suele ser de 2 horas y puedes tomar algo mientras conversas tranquilamente. Es una manera divertida de conocer gente, sobre todo para los que lleváis pocos días por aquí.

A continuación dejo los enlaces de las páginas de Facebook que encontré. Sólo hay que dar a "Me Gusta" para poder ver el calendario de las reuniones que organizan:



http://www.facebook.com/groups/llanguageexchange/

http://www.facebook.com/groups/clapham.intercambio/

http://www.facebook.com/groups/londonsocialnetworks/

http://www.facebook.com/groups/oh.pairs/

http://www.facebook.com/groups/257036601016070/

http://www.facebook.com/events/376763979096487/





 

viernes, 7 de junio de 2013

De compras por Londres


Hoy, dejando un poco de lado el tema del idioma o del trabajo, quería hablar de algo más superficial como son las compras por Londres. Aquí llegué con el dinero justo para pagar comida, alojamiento y transporte, por lo tanto no me podía permitir comprar nada extra. También llegué con la idea de que todo era carísmo, cosa que es verdad, pero descubrí algo: siempre, siempre hay rebajas. Bien porque es invierno, primavera o sencillamente porque sí.

Me convertí en cazadora de gangas gracias al frío. En invierno, cuando tenía que esperar el autobús para volver del trabajo a casa, me metía en una tienda GAP para estar calentita y sólo me limitaba a mirar y no a comprar. En esos minutos de espera pude comprobar que el precio medio por prenda rondaba las 40 libras, exagerado teniendo en cuenta que es una especie de Zara pero con mejor calidad. Me di cuenta de que esa ropa de temporada que costaba 40 libras, a los quince días costaba 20 y más tarde encontraba todo en un apartado con el 75% de descuento. Aquí, por menos de 5 libras, me compré las camisetas para trabajar (así la niña puede vomitar encima de mi cómodamente). Si veo algo que me gusta espero unas semanas... Al final lo consigo por 10 libras o menos.

Después de GAP decidí ampliar mi radio de acción a H&M, Primark o Forever 21. Antes tengo que decir que, en España, había dos cosas que no soportaba: Primark y Starbucks. Resulta que aquí soy fan, vivir para ver.
En resumen, que las tiendas mencionadas funcionan igual que GAP, con rebajas a todas horas. Es cuestión de fichar algo que nos gusta y comprarlo un mes después muy rebajado.

Esto no pasa en Zara o Mango, que es carísimo. Si aquí un jersey cuesta 25 libras en España son 25 euros, por lo tanto no compensa. Su temporada de rebajas es la misma que en nuestro país, sin excepción.

En Uniqlo, cadena japonesa de ropa que no hay en España, también podéis encontrar muy buenos precios en básicos de invierno. Merece la pena echar un ojo.

Y no hagáis la conversión a euros, si cobráis en libras hay que pensar en libras... Viviréis más tranquilos.








martes, 4 de junio de 2013

Ya tengo billete de vuelta...Empieza la cuenta atrás


El 16 de julio cumpliré 9 meses de estancia en Londres y, casualmente, es la fecha que he elegido para volver definitivamente a España. Ya tengo el billete, por lo tanto empieza la cuenta atrás. Ahora toca avisar al casero y también en mi trabajo para que puedan encontrar a alguien que me sustituya.  Estos días los dedicaré a estudiar e intentar ir a las reuniones de intercambio de idioma para aprovechar lo que me queda. También haré turismo porque, aunque ya conozco la ciudad como la palma de mi mano, todavía me faltan algunos sitios que visitar en el centro y me gustaría ver algo de las afueras.

¿Por qué he tomado la decisión de volver ya? Porque siento que estar aquí ya no me aporta nada. Ha sido una experiencia increíble y he logrado mucho más de lo que me propuse en un principio. Cuando uno se plantea ir al extranjero a la aventura, sabe que pueden pasar dos cosas: que nos tengamos que volver a los dos días porque no encontramos trabajo después de haber gastado todos nuestros ahorros, o que todo vaya bien y poco a poco nos vayamos estableciendo en nuestra nueva ciudad ..... Yo he tenido la suerte de estar en el segundo grupo, con mucho esfuerzo, pero lo he conseguido y no sabéis lo orgullosa que me siento de mi misma. No quiero parecer pedante, pero los que lleváis aquí un tiempo sabéis a lo que me refiero.

Y con el idioma, que era lo que más me interesaba, me siento satisfecha. He mejorado mucho en pronunciación y comprensión, pero sobre todo en confianza a la hora de expresarme. Antes de llegar me daba mucha vergüenza hablar en inglés, ahora es como mi segundo idioma. No me planteo el hecho de "qué miedo, qué digo ahora"... Y si no entiendo algo no me importa decir que me lo repitan de nuevo, y es que no pasa nada.

Por lo tanto en julio se acabará mi etapa londinense para empezar otra nueva, y no menos emocionante. Tengo ganas de volver a estar con la gente que quiero y aprovechar el verano para hacer alguna escapada, creo que me lo he ganado.



miércoles, 29 de mayo de 2013

La tranquilidad vuelve a la casa


Después de casi dos semanas sin poder dormir bien por culpa de los portugueses, llega alguien y pone orden. Y es que la cosa ya se estaba desmadrando porque se habían hecho dueños de la zona en la que yo estoy. Recordemos que, aunque tenemos una entrada común a la casa, la planta de arriba y la de abajo son independientes. Pero ellos hasta se hacían la comida en nuestra cocina sin recoger ni fregar nada, dejando la basura siempre llena y gastando las cosas que compramos los de abajo con el fondo común, como si no hubiese un mañana.

¿Os acordáis de la polaca que se revolucionó con su llegada y les invitó a estar aquí? Al principio lo dió todo con estos chicos, hasta fregaba sus cosas. Los otros encantados claro, tenían a su chacha bebiendo los vientos por ellos y un sitio donde hacer fiestas y llevarse a sus ligues. Todo era perfecto, pero cometieron un error... Descuidar a su polaca y hacer caso a otras. Llegaron a ignorar a la pobre chica porque ya habían conseguido lo que querían, su confianza para hacer lo que les diese la gana sin ningún tipo de educación ni de respeto.

Lo que sucedió fue que, hace dos noches, estaban pegando berridos cerca de mi puerta y de la suya con sus amig@s. Os preguntaréis por qué no salí y les dije algo... Porque quise aguantar, sabía que el ambiente estaba tenso y estaba segura de que la polaca saldría a decir algo. Ella empezó todo y ella era quien debía ponerle fin ¿no?. A las 2 de la mañana abrió la puerta de su habitación dando gritos y echando a todo el mundo de allí porque no podía dormir. Les dijo que esa no era su parte de la casa y que ellos tenían que estar arriba, que nosotros pagamos por estar en una casa tranquila y ya no lo era. Vaya, pensé yo... Cuando ella era la que hablaba a voces con ellos no le importaba molestar al resto, de hecho en un par de ocasiones les dije que bajasen el tono y casi me fusila con la mirada.

De momento no he vuelto a ver el pelo a los portugueses y la casa es como antes, quiet... Veremos cuánto dura.

domingo, 26 de mayo de 2013

Beatlemanía


La semana pasada mi novio vino a Londres para pasar unos días conmigo. Suerte que coincidió con mis vacaciones y pudimos hacer diferentes recorridos por la ciudad. Disfrutar de Londres en su compañía ha hecho que hayan sido unos días inolvidables. Nos hemos reído mucho recordando nuestro primer viaje juntos, que casualmente fue aquí. Las risas eran porque en ese viaje, nada más bajar del avión y ver el mal tiempo que hacía, le dije: "Nunca podría vivir aquí". Mis palabras fueron órdenes y ocho meses después empecé mi aventura londinense.

Os dejo de aburrir con mis historias  y os cuento el recorrido que hicimos por los sitios míticos relacionados con The Beatles. Muchos de vosotros ya habéis visto las fotos en twitter, pero las cuelgo aquí junto con las direcciones, por si a alguien le apetece ir.


Primera parada en Abbey Road... Es muy fácil llegar. Cogéis la línea de metro gris (Jubilee Line) y os bajáis en St. John´s Wood. El bus 113 os deja en la misma calle y se puede coger en una de las calles perpendiculares que hay en Oxford Street.

Como muchos ya sabéis, Abbey Road da nombre al disco de The Beatles en cuya portada aparecen los cuatro cruzando el paso de peatones de dicha calle. Justo al lado están los estudios donde grabaron sus canciones. El paso de peatones no tiene pérdida porque a todas horas hay gente haciendo fotos. Algunos hasta interrumpen el tráfico para poder ser fotografiados mientras cruzan imitando a la banda. Vale sí, yo lo hice... Pero no pasaban casi coches.

Abbey Road 1969





Abbey Road 2013







Andando por la famosa calle hacia Marylebone, llegamos al 34 Montagu Square donde nos encontramos el piso que perteneció a Ringo Starr y que posteriormente utilizó Paul McCartney como estudio de grabación. Más tarde se lo alquiló a John Lennon y Yoko Ono... ¿Os acordáis del reportaje que se hicieron desnudos para una revista? Las fotos se hiceron en el salón de la primera planta. También en esta casa fueron detenidos por posesión de hachís... John y sus cosas.

 



Mis fotos de la casa de Montagu Square



Finalmente terminamos en una calle que hay detrás de Regent Street llamada Savile Row. En la azotea del número 3 dieron su último concierto. Los alrededores del portal están llenos de dedicatorias escritas en la pared.











viernes, 24 de mayo de 2013

La revolución de los portugueses


Hace una semana, en la parte de arriba de mi casa, se instalaron dos chicos portugueses para compartir una de las habitaciones grandes. No os he contado que la distribución de la casa es un poco rara. Tenemos entrada común pero la parte de arriba es independiente de la de abajo. Cada planta tiene su propia cocina, baño pero compartimos el área de lavado. La única diferencia de una planta con otra es que en la de abajo hay una cocina grande con mesa, sillas y sofá. Justo al lado de ese sofá está mi habitación.
Una de las cosas que más me gustaba de esta casa era la tranquilidad, el silencio... Por supuesto que hablamos entre nosotros pero luego cada uno a su habitación. Con la llegada de los portugueses la cosa ha cambiado... Una de mis compañeras de piso, la chica polaca, está revolucionada con ellos y les invitó a utilizar nuestras zonas comunes. Se han asentado en el sofá que hay al lado de mi habitación y es difícil conciliar el sueño debido a los gritos, la música y los ruidos que hacen en la cocina. Normalmente se van a dormir a las 2 de la mañana y yo me levanto a las 6,30 para ir a trabajar, os podéis imaginar.
Les he dicho en un par de ocasiones que hablen en un tono más bajo, pero las puertas son de papel y aunque lo intenten se oye todo. Ya me da corte decirles algo porque, aunque son chicos muy agradables, no quiero quedar como la arpía que no les deja hacer nada. Probaré con tapones en los oídos para dormir, qué remedio.




Foto del sofá tomada desde la puerta de mi habitación.

lunes, 20 de mayo de 2013

Turnpike Lane, o El Bronx


Hace unos días fui a Turnpike Lane, barrio situado al norte de la ciudad y que no recomiendo para vivir. Es como El Bronx de Londres... Calles sucias e inseguras que me hicieron salir corriendo en cuanto vi un bus que me llevaba al centro.

Aquí podéis encontrar habitaciones desde 80 libras a la semana si no sois tan tikis como yo. Sólo tengo dos fotos del barrio, porque sacar aquí la cámara es arriesgarse (con eso os digo todo).





viernes, 10 de mayo de 2013

Wembley


Si cogemos la línea de metro de Bakerloo ( la marrón), podemos ir a Wembley. Es un barrio muy multicultural situado al noroeste de Londres y conocido por el Wembley Stadium y por el Wembley Arena.

Demasiada gente para mi gusto en calles muy estrechas y con pocos espacios abiertos. La zona principal está rodeada de pisos de gran altura y hoteles produciendo sensación de agobio al estar todo tan junto.

Yo no viviría en Wembley porque es un barrio situado en la zona 4 de metro, pero es ideal para la gente que trabaja en las oficinas que hay allí situadas o en los diferentes comercios. No me pareció una sitio inseguro y se pueden encontrar habitaciones desde 80 libras a la semana.






 

jueves, 9 de mayo de 2013

Limpieza de las zonas comunes


Compartir piso tiene muchas cosas buenas y otras no tanto. Una de ellas son las zonas comunes y las tareas de limpieza. Mi suerte hizo que me librase de esto en la anterior casa porque todos poníamos un fondo de 10 libras al mes para pagar a una chica que venía a limpiar los viernes (una santa). Con ese dinero también cubríamos otra serie de gastos comunes.

En la nueva casa (ya no tan nueva) las cosas son diferentes y, una vez al mes, me toca la limpieza del baño y de la cocina. ¿Qué os puedo contar? En mi caso resulta asqueroso. Vivo con gente encantadora pero que deja todo tirado por el suelo y son un auténtico desastre. Los primeros días alucinaba con ciertas cosas, como buena maniática de la limpieza que soy a veces. Decidí aplicar la frase de Rambo de "si quieres sobrevivir a una guerra, conviértete en guerra" y me va mejor. Soy más descuidada (ojo, no adrede), simplemente me he relajado con este tema e intento no fijarme mucho en determinadas cosas. Cuando limpio el baño lo hago con doble guante y pienso que ya no me vuelve a tocar hasta el mes siguiente.



Ealing Broadway


Ayer cogí la línea roja de metro (central line) y aparecí en la zona de moda al oeste de la ciudad, concretamente en Ealing Broadway.
Antes de llegar a Londres tenía a Ealing Broadway en mi lista de sitios para buscar casa, pero al ver los precios de las habitaciones en gumtree ni siquiera quise ir a mirar, para no perder el tiempo. No encontré nada que bajase de las 140 libras semanales, por lo tanto tuve que descartar esta opción. Aún así merece la pena mencionarlo, y quién sabe, lo mismo vosotros tenéis más suerte.

Particularmente me gusta porque tiene lo bueno de vivir en la ciudad y lo bueno de vivir en las afueras, creo que de ahí su éxito. Hay gran cantidad de pubs, zonas comerciales (con alguna iglesia entre medias), biblioteca pública, parques... La calle principal recuerda a la de cualquier ciudad pequeña por el bullicio de gente y el tráfico, pero no resulta desagradable. Desviándome un poco llegué al área residencial, donde se respiraba tranquilidad y se podía andar con total seguridad. Fue muy agradable pasear entre las casas y terminar mi caminata en un parque, como no.



Zona comercial. En la foto no se aprecia muy bien cómo es realmente.











Este parque separa la zona principal de la zona residencial.



miércoles, 8 de mayo de 2013

Pronunciation Class


Ayer, y por sólo 4 libras, asistí a mi primera clase de pronunciación en la academia de Golders Green. Ya os lo he dicho en otras ocasiones e insisto...  Recomiendo las clases en este centro . Los profesores son muy buenos y no hay casi alumnos españoles, cosa que nos viene muy bien para forzarnos a hablar en inglés.

Pasé una hora muy entretenida y aprendiendo, de hecho me supo a poco. Estuvimos con varios trabalenguas repasando la P y luego empezamos con las repeticiones individuales y en grupo. Aproveché para preguntar la pronunciación de esas palabras que, al decirlas yo, me crean inseguridad por su dificultad y porque, puestas en mi boca, suenan ridículas. La profesora me resolvió todas mis dudas y me hizo repetirlas mil veces.

Os animo a ir porque también es una forma de conocer gente, esta noche hay quedada de alumnos para ir a un pub con música en directo en Chalk Farm. El hijo de la profesora toca en ese local y nos ha invitado a ir...



martes, 7 de mayo de 2013

Burnt Oak y Edgware


Burnt Oak

Burnt Oak se encuentra en la zona 4 de metro. La calle comercial parece un mercadillo, con todos los productos expuestos en la puerta que a veces impiden el paso.






No me gustó nada caminar por aquí y menos pasear por el Watling Park. Justo en la entrada, un tío bebido, se acercó a mi para abrazarme. Estuve un buen rato gritándole antes de salir corriendo, no se podía ni sostener en pie. El parque es de lo peorcito que he visto, y mi historial de parques es extenso. Encontré más gente bebida (a las 4 de la tarde), latas tiradas por el cesped y basura en general. No sé vosotros, pero para mi encontrar un sitio así dice mucho de la gente que vive cerca.
Cuando ya había juzgado y condenado Burnt Oak, me para un chico en una bicicleta y empieza a gritarme como un loco porque me había cruzado en su camino. Volví a salir por patas.
Si a plena luz del día llegué a pasar miedo, no quiero ni pensar esos días que trabajo por la tarde y llego a casa a las 10 de la noche.

No os lo recomiendo para nada... Aunque como siempre os digo, es mi opinión personal.



 
 
 
 
 


Edgware

Aquí ya pasamos a la zona 5 de metro. Muy lejos, pero si trabajas cerca es un barrio que está bien para vivir. La zona comercial es idéntica a la de Golders Green, salvo por un edificio de oficinas que rompe la estética del lugar.

 
 

 
 
 
La zona residencial me pareció agradable y bastante tranquila, pero yo no podría vivir tan lejos de la ciudad. Aquí podéis encontrar habitaciones individuales por 80 libras.
 
 
 

Hendon Central y Colindale


En Londres, los fines de semana y días festivos, cierran determinadas partes del metro para llevar acabo tareas de mantenimiento. Cuando pasa esto hay un servicio gratuito de autobuses que cubre las estaciones que están cerradas en ese momento.
Aprovechando que ayer se celebraba el primer lunes de mayo y cerraron parte de la northern line, cogí el autobús que ponen gratis e hice el recorrido por Hendon Central, Colindale, Burnt Oak y Edgware.


Hendon Central

Es el último barrio de la zona 3 de la northern line dirección Edgware. Está cerca de Brent Cross, de hecho la zona residencial es muy parecida. Saliendo del metro por Queens Road, nos encontramos con Hendon Park. No tiene ni punto de comparación con los parques de Golders Green, pero es muy agradable pasear por allí o tomar un té en la terraza de la cafetería mientras nos dan los primeros rayos de sol londinenses.

La calle comercial es atravesada por la A41, algo que no me gustó por el ruido y la suciedad que genera estar al lado de una carretera principal con bastante tráfico. Otra pega que le veo a vivir en Hendon es que, si trabajamos en el centro, el trayecto se puede hacer un poco pesado. Por lo demás, las conexiones en transporte no son malas y me pareció un lugar seguro para vivir.
El precio medio por habitación ronda las 100 libras a la semana, precio estándar.


Colindale

Es una ciudad dormitorio donde, de repente, encuentras las casa más cutres justo al lado de pisos y más pisos de lujo.
Yo no viviría aquí... Para empezar, Colindale se encuentra en la zona 4 de metro. Es verdad que las habitaciones son más económicas pero el precio del transporte se incrementa de manera considerable y no compensa. Por no hablar de que no hay tiendas ni nada cerca, hay que coger transporte público para cualquier cosa. Pude ver un Asda (es como Carrefour) en una parte industrial, pero hay que andar bastante.

lunes, 6 de mayo de 2013

Brent Cross


Si andamos unos 15 minutos por Golders Green Road, cuando veamos a la derecha de la calle la tienda Kosher Kingdom, habremos llegado a Brent Cross.




Cruzamos a la izquierda para ir por Highfield Avenue, una calle residencial donde se encuentra la estación de metro de Brent Cross (Northern Line).







Brent Cross también es un barrio judío, mucho más tranquilo que Golders Green. Al final de Highfield Avenue, cruzando la autopista, hay un Tesco gigante. Aquí es donde hago ahora la compra, aunque prefiero mil veces ir a Sainsbury´s porque creo que la calidad en sus productos de marca blanca es mucho mejor. Pero eso es cuestión de gustos.

Caminando un poco más llegamos al centro comercial de Brent Cross, no está muy lejos de Tesco. Allí podéis encontrar tiendas como H&M, Marks and Spencer, Top Shop, Gap, Zara... El típico centro comercial. Si no os apetece ir andando, el autobús 210 os dejará en la misma puerta.






En este barrio, zona 3 de metro al igual que el anterior, el precio medio por habitación es de 90 libras semanales. 
Hay un autobús que conecta Brent Cross con los aeropuertos de Luton y Stanstead, pero os recomiendo ir o volver por Golders Green y luego coger el metro, sobre todo si es de noche.






domingo, 5 de mayo de 2013

Golders Green


Como ya sabéis, después de mirar información por internet antes de venir a Londres, llegué a la conclusión de que el mejor sitio para alojarme los primeros días y para empezar a buscar casa era Golders Green. Tenía metro, autobuses que conectaban con el centro y con los aeropuertos de Luton y Stanstead. Por no hablar de que encontré un Bed & Breakfast bastante bien de precio y donde ahora se aloja mi familia cada vez que vienen a verme.

Nada más llegar, de noche y cargada con mis maletones, me di cuenta de que quería vivir en ese barrio. No me preguntéis por qué, pero me dió muy buena sensación.

Golders Green es un barrio judío situado en la zona 3 de Londres, que tiene varias cosas que me gustan: buena conexión en transporte público, dos parques que son impresionantes, es un barrio muy seguro y tiene una calle principal con tiendas para hacer las compras del día a día.

El precio medio por habitación está entre 100-130 libras a la semana. Es muy complicado encontrar algo por menos dinero, pero no imposible.

Nada más salir del metro podéis ver los autobuses que conectan con el centro, aeropuertos y con otros barrios de Londres. A la izquierda está North End Road, mi antigua calle. Desde ahí podéis acceder al Golders Hill Park. Siempre que puedo voy a correr a este parque, que además es un pequeño zoológico. Hay un camino que conecta con el Hampstead Heath Park, mucho más extenso que el anterior y por el que merece la pena perderse una mañana de domingo.


Golders Green Station (Northern Line). A la derecha de la imágen está North End Road.






Lo primero que vemos al salir del metro











Golders Green Hill Park









A la derecha, según salimos del metro, está Golders Green Road. Aquí se encuentran todas las tiendas, restaurantes, bancos, gimnasio, biblioteca, el centro de salud o la academia de inglés. Si andamos 15 minutos por esta calle llegamos a Brent Cross, donde vivo actualmente.



Golders Green Road





Academia de inglés de Golders Green. Totalmente recomendable, fui a una clase de prueba y me pareció bastante buena. No pude seguir por el horario, pero como podéis ver en el cartel tienen clases de pronunciación a las que voy a asistir estos días.




No sé si se aprecia en la foto, pero es una zona con mucha vida.




He fotografiado mi restaurante italiano favorito. Visita obligada cuando viene alguien a verme.

Como no, un boots en cada esquina.






Biblioteca pública